domingo, 20 de septiembre de 2009

Pesca


Los taínos eran unos excelentes y muy diestros pescadores. Conocían muy bien los ríos, las lagunas, los manglares, los mares. Usaban anzuelos hechos de espinas de pescado, concha de tortuga y de hueso. Pescaban con cañas en sus canoas y con cabuya desde la orilla, además pescaban con lanzas en los ríos y playas. Usaban redes e ingeniosas trampas. Sabían pescar utilizando corrales que eran cercados formados con palos unidos con bejucos, clavados en el fondo de ríos y otros lugares propicios en que atrapaban peces, mariscos tortugas. Increíblemente usaban de anzuelo un pececito conocido como guaicano que se pega a los peces más grandes, y amarrado de una cabuya eran helados hasta la orilla sin ni siquiera mojarse un dedo. Usaban unas pequeñas antorchas para cargar a los jueyes. Pescaban arrojando sustancias venenosas al agua. En las aguas echaban hojas de barbasco con las cuales atontaban los peces que luego recogían con facilidad. Recolectaban moluscos, ostras, ostiones y carruchos.
Los taínos se alimentaban natural y sabrosamente de todas las delicias del mar y los cuerpos de agua que abundaban en una isla paradisíaca como Boriquén.

Ellos comían:
almejas ostiones langostas guabinas
picúas pargos manatíes carey
chillo jueyes anguilas sardinas

1 comentario:

  1. Como envidio la vida de los,tainos en my puerto Rico,hazta q llegaron los españoles y les jodieron la vida.

    ResponderEliminar